El mal de alturas se adueña del Ibex35 a media sesión. Después de conseguir rebasar los 11.000 puntos en varias ocasiones, el selectivo de la bolsa española relaja su tendencia y, al ritmo del 0,17% cotiza en los 10.943 puntos. Un debilitamiento en la que tienen que mucho que ver Santander y BBVA en una jornada en la que el euro ataca los 1,4152 dólares.
Nivel psicológico de los 11.000 puntos en el punto de mira…y el Ibex35 no ha dudado en volver a atacarlo. A pesar de que ha conseguido romperlo en varias ocasiones durante toda la mañana, a media sesión mantiene una subida del 0,17% que le lleva a los 10.943 puntos. Una revalorización pareja a la que vive el resto de plazas europeas: el CAC-40 suma un 0,44%, el FT-100 se anima con un 0,14% mientras que el DAX alemán supera el 0,28% y ataca los 5.432 puntos. Una revalorización que se produce al calor de las referencias macro conocidas: el IPC alemán se mantuvo en tasa invariable en junio pero retrocedió cinco décimas respecto a hace un año mientras que el número de créditos hipotecarios en Reino Unido aumentaron un 23% en junio. ¿Síntomas de que lo peor ha pasado pasado? Es posible. Pero mientras tanto los expertos recomiendan mantener la cautela en los mercados pues “ante niveles redondos o muy psicológicos hay que tener cautela para romperlos”.

Cautela de la que hoy no se contagian los inversores de Endesa. Hacen subir al valor más del 3% en la sesión y le llevan hasta los 19,79 euros. Una revalorización que le desmarca de su ‘segundo’, Inditex. La textil gallega se alza un1,3% y ataca los 23,55 euros mientras que el holding de la bolsa española BME suma un 1,2% a media sesión.
Y junto a ellos…los pesos pesados. Especialmente Repsol se hace con una subida del 0,7% al calor de las especulaciones que hablan de una oferta por 12.000 millones de euros de las petroleras chinas – CNPC y CNOOC- por el 84% de YPF. La petrolera ha dado su respuesta: no hay ninguna oferta en firme. Entretanto los expertos advierten de que una operación de este tipo “puede tardar en concretarse aunque será sin duda lo que haga despegar al valor”, explica Leonardo Lara, gestor de fondos de Metagestión. Sin salir del sector energético: Iberdrola Renovables suma un 0,8% mientras que Abengoa se hace con un 0,6% a media sesión. A pocos pasos camina Telefónica. Las matildes se compran por 17,45 euros tras una revalorización del 0,4%; el mismo porcentaje de subida del que presume Iberdrola.

Los dos grandes bancos - que han cotizado con ganancias durante toda la sesión- han comenzado a desinflarse a media sesión. Tanto que  Santander cede un 0,15% mientaras que BBVA apenas retrocede un 0,09% a media sesión. Y es precisamente otra de las compañías del sector financiero una de las que menos alegrías está dando en el parqué: Banco Popular. Cede un 0,47% un día después de que el empresario indio Ram Bhavnani se ha deshecho de más del 2% de su participación en la entidad.

Un porcentaje de caída similar al que muestran los títulos de Iberia. Cede un 0,58% y se instala en los 1,70 euros. Pendiente de conocer la cifra de tráfico de pasajeros, “la única solución que tiene el sector de las aerolíneas en estos momentos es la fusión”, explica José Lizán, analista de Nordkapp. Una operación que ya hizo en su momento Vueling con Clickair y que, por el momento, no ha hecho más que reportarle buenas cifras. En concreto, un tráfico de 1,12 millones de pasajeros en el mes de julio, récord de la compañía. La mayor revalorización del continuo sin embargo es para Prim. Más del 6% de revalorización junto a Metrovacesa, que sube hasta los 16,50 euros tras una subida del 8,55%.

No corren la misma suerte los títulos de Lingotes y Miquel y Costas. Pierden un 4,13% y un 3,56% respectivamente a media sesión