Tras la debacle bursátil del jueves, los bancos vuelven a resurgir de sus cenizas, especialmente los dos grandes quem aunque fueron los menos penalizados de su grupo, dejan atrás sus soportes importantes.


BBVA y Santander vuelven a colorearse de verde. El brusco recorte de ayer sirvió para descargar de sobre compra estos valores que, aunque no fueron los que más cayeron dentro de su grupo, sí son los que más suben esta mañana. La entidad vasca se recupera un 1,09% hasta los 6,87 euros, sólo 7 céntimos por encima del cierre de ayer. Según José Luis Cava, analista técnico independiente, “BBVA se ha parado al llegar a 7,40 euros y ha abierto con un hueco bajista para viajar al siguiente nivel. Con ello, BBVA se ha igualado con BNP Paribas. Mientras no pierda los 6,75 euros e, incluso, los 6,40, mantendría la predisposición alcista”.

GRÁFICO BBVA:



Santander, por su parte, se apunta una revalorización del 1,50% hasta los 6,38 euros, cuando ayer cerraba en los 6,29. Según Cava, “mientras no pierda los 6,10 euros, que son un soporte de di Napoli, sólo estamos en una mera fase correctiva y, si supera la directriz alcista, que pasa por 6,6 euros, preparémonos para las subidas”.

GRÁFICO SANTANDER:


Santander y BBVA están entre las entidades financieras europeas que Moody’s tiene bajo la lupa para una posible rebaja de su rating a corto plazo. Ayer sufrieron fuertemente el levantamiento de las prohibiciones en corto y el retraso del rescate griego, según justificaron los expertos.