El BBVA advierte de que la ralentización económica "en todos los sectores" hará cada vez "más difícil" la movilidad intersectorial de trabajadores y la reubicación de los nuevos parados de la construcción, que calculan podrían superar los 400.000 en 2009.

Hasta el momento, a tenor de los datos de la entidad, el 36 por ciento de los que han perdido su trabajo en la construcción en el último año acabaron en el paro, pero son más, el 44 por ciento, los que estarían empleados en otro sector de la economía como la industria extractiva o el comercio y la hostelería, entre otros.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading
El BBVA incide en que actualmente no todos los trabajadores de la construcción muestran el mismo grado para encontrar empleo en otros sectores, ya que las probabilidades de cambiar de sector de actividad y de caer en el desempleo dependen de las características sociolaborales del trabajador.

Así, los extranjeros están más expuestos al desempleo que los españoles debido, entre otros motivos, a que la incidencia en la temporalidad es mayor y su antigüedad en la empresa, menor.

El estudio recoge que, por edad, los trabajadores más jóvenes son los que han registrado un repunte más acentuado en el último año en la probabilidad de transitar a otro sector.