Durante el primer trimestre del año BBVA obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.005 millones de euros, un 12,6% menos que en el mismo periodo de 2011, según ha informado este miércoles la entidad.
 
BBVA resalta que con ello se "demuestra una vez más" su capacidad para generar resultados de forma "recurrente y sólida" en un entorno complejo.

El margen bruto de BBVA creció un 3,5% hasta marzo y se situó en 5.447 millones de euros, mientras que el margen de intereses avanzó un 13,3%, hasta los 3.597 millones de euros. Por su parte, el margen neto descendió un 1,5% y alcanzó los 2.862 millones de euros.

La tasa de morosidad de la entidad se situó en el 4%, una décima inferior a la de un año antes, con una cobertura del 60%. Los saneamientos crediticios e inmobiliarios se mantuvieron estables, con 1.297 millones de euros en el trimestre.

El banco ha resaltado que la generación orgánica de capital le ha permitido cumplir de manera anticipada las recomendaciones de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) de alcanzar un 'core capital' del 9%