La banca es la gran perjudicada de lo que es a toda luces una crisis de confianza más allá de un problema de deuda pública.

Los CDS del BBVA repuntan hasta colocarse en los 403,7 puntos básicos con un repunte del 8,8%. El motivo de esta espectacular subida hay que buscarlo en la rentabilidad exigida a la deuda pública española -los bonos a diez años se colocan esta mañana en el mismo nivel que los italianos, en el 6,8%- y, sobre todo, en la situación de nuestra prima de riesgo: supera los 500 puntos básicos en la apertura del mercado europeo.

BBVA CDS (FUENTE: BLOOMBERG)