BBVA tendrá que aprovisionar 1.360 millones de euros este año para cumplir las exigencias de la reforma financiera española.
 
BBVA prevé absorber estas dotaciones en 2012 "gracias a la recurrencia y resistencia de sus resultados", ha destacado la entidad.

En total, el esfuerzo adicional bruto en provisiones y capital antes de mitigantes e impuestos para BBVA asciende a 4.000 millones de euros, un 8% del impacto estimado de 50.000 millones de euros para el cojunto del sector.

De los 4.000 millones de euros, en torno a los 2.800 millones de euros corresponden a impacto en resultados y el resto, a capital, según ha indicado la entidad, que ha asegurado que cuumplirá "con holgura" los nuevos requerimientos de la reforma financiera en España.