Segundo baño de realidad del Ibex 35 –por si el de ayer no hubiera sido poco- y para confirmar una caída vertiginosa, pese a que sigue, según los analistas, dentro de su canal lateral y sin novedad al frente. La banca es la culpable una jornada más de pérdidas muy abultadas y que se repiten a lo largo del viejo continente. Los Reyes Magos traerán carbón visto lo visto con el euro que se coloca en mínimos desde 2010 tras perder la cota, incluso, del 1,28. La prima de riesgo, por cierto, se ha vuelto a disparar llegando a superar los 380 puntos básicos.

Se repite la misma tónica vivida a media sesión: Milán encabeza las pérdidas con una caída que roza el 3,5%, le sigue nuestro Ibex 35 desplomado ‘gracias’ al sector financiero y el Dax vive su pequeña travesía por el desierto con un recorte de medio punto porcentual.

Los Tres Magos de Oriente llegarán este viernes con un selectivo instalado en los 8.329 puntos tras dejarse por el camino un 2,94%, aunque ha habido picos en la sesión que superaban ligeramente los tres puntos porcentuales. Mediaset ha encabezado durante toda la jornada la parte roja de la tabla y cierra con un desplome del 6,69% hasta los 4,211 euros.

Gráfico IBEX 35 (2012)

El apartado importante llega de la mano del sector financiero. Las pérdidas de BBVA y el Banco Santander han dado paso al recorte de sus homólogos nacionales. Así, las caídas se cuentan por más del 5,5% para el Banco Popular y el Sabadell, Bankinter pierde otro 5,13% y los grandes, BBVA cede un 5,03%, mientras que el Banco Santander firma un 4,51% de caída. Con estos dos porcentajes, la entidad de Francisco González se coloca en los 6,30 euros y la de Botín en el 5,52, aguantando soportes.

Repsol YPF, que con toda esta crisis del petróleo podría salir bastante beneficiada, se deja hoy un 2,90% dentro del Ibex 35. Tan sólo tres valores cierran en verde: son Día, Acerinox y Arcelor Mittal. La cadena de supermercados parece querer impresionar a sus nuevos compañeros de clase con una subida que va más allá de los dos puntos porcentuales.

En terreno europeo, pintan también bastos, sobre todo, si miramos a la renta variable italiana. La Bolsa de Milán ha sufrido el mayor desplome continental con una caída del 3,65%. Unicredito, con un nuevo recorte igualmente por segunda jornada consecutiva, hoy superior al 16%, tiene parte de culpa. El Eurostoxx 50 cede algo más del punto porcentual, al igual que París, mientras que tan sólo Francfort logra romper los esquemas en medio del llanto con un recorte del 0,20%, poniendo en juego los 6.100 puntos del Dax Xetra.

La noticia –y ya es novedad después de tanta apatía- la pone hoy la paridad euro/dólar que cae hasta el 1,28, mínimos del año 2010, y cuando todos los analistas ya pensaban que no retrocedería enteros, al menos, estas primeras semanas del año.

Las tensiones han vuelto a la deuda soberana. El bono italiano a diez años ha superado hoy el 7% de rentabilidad exigida, el español no se queda atrás en su escalada al alcanzar el 5,5%. Y la prima de riesgo, por su parte, ha vuelto a hacer saltar todas las alarmas al superar los 380 puntos básicos. La italiana, mientras, supera los 520 pb después de un repunte del 4%. Esto a pesar de que hoy era el turno de Alemania que ha colocado según lo previsto sus bonos y, sobre todo, de Francia que se ha deshecho de casi 8.000 millones de euros –el máximo previsto- en una subasta de bonos a largo plazo, a 10 y 30 años de vencimiento, que se ha saldado con una menor demanda y con un interés que crece un 1% en el caso de la deuda a una década vista.