Uno de los grandes valores alemanes BASF, cae a plomo hoy en el Dax tras presentar sus cuentas del primer semestre. Estas caídas le llevan a tantear los mínimos anuales y poner en duda su actual fase de consolidación.

En concreto, el grupo químico alemán BASF redujo en el primer semestre el beneficio neto hasta 2.603 millones de euros, un 10,6 % menos que en el mismo periodo de 2012, ante las dificultades en algunas regiones. A los inversores no les han gustado nada estas cuentas y llevan a la acción a la parte baja del Dax con una pérdida de valor del 4,55% hasta los 66,68 euros. Esta caída le coloca a un 2% de sus mínimos anuales y deja tocada su estructura técnica de medio plazo. No obstante, según nuestros indicadores Premium, la acción está en fase de consolidación, y la tendencia de largo plazo sigue siendo alcista, apoyada por una volatilidad decreciente.