El fabricante suizo de chocolate Barry Callebaut, la mayor compañía chocolatera del mundo, augura que la demanda mundial de chocolate se estancará en 2010, lo que representa una cierta mejoría tras el retroceso del 2% registrado durante el último ejercicio, aunque la multinacional helvética espera superar los resultados del sector.