La cadena Barceló Hotels & Resorts acaba de incorporar 17 hoteles, mediante la compra de algunos de los activos de Tidewater Hotels & Resorts a través de su filial en Estados Unidos, Crestline Hotels & Resorts, con lo que eleva a setenta establecimientos su oferta en ese país. La operación, cuyo importe no se ha facilitado, concluirá a finales de este mes y supondrá un incremento del portafolio global de la hotelera mallorquina hasta 182 establecimientos en el mundo, ha informado la compañía en un comunicado.