La pérdida de la canalización alcista desde los mínimos del Brexit favorece un escenario más complejo.

A la pérdida de dicha canalización se une estos días los amagos de pérdida de soporte desde el mes de junio en 7,88 euros.

A muy corto plazo la debilidad se mantiene debajo de 8,05 euros.

Recomendación: AL MARGEN