El margen bruto crece un 9,1% hasta los 500,4 millones de euros, procedentes casi en su totalidad del negocio típico bancario.

El Grupo Bankinter comienza el ejercicio 18 con la tendencia de crecimiento rentable y recurrente mostrada en años anteriores, y manteniendo la sólida y complementaria diversificación de todas sus líneas de negocio.

Entre las variables más destacadas del resultado está la rentabilidad, que sitúa a la entidad entre los bancos más rentables, con un ROE del 13,3%. Además, fortalece la solvencia en el trimestre y alcanza un fully loaded del 12% elevándose 75 puntos básicos con respecto a los resultados del primer trimestre del pasado año, muy por encima de las exigencias regulatorias.

El índice de morosidad del banco cae hasta el 3,40% desde el 3,88%, con una cobertura sobre la morosidad del 52,7%, bastante superior a la del año anterior que rondaba el 49%.

Estos resultados se presentan por primera vez bajo la nueva normativa contable IFRS 9, que entró en vigor el pasado mes de enero y que sigue mostrando fortaleza en los márgenes, y potencial de recorrido de cara al futuro.

El margen bruto suma un 9,1% más, gracias a la aportación de las comisiones que se incrementan en su importe neto un 8,7% frente al mismo trimestre del pasado año. El margen de explotación concluye el trimestre con 248,1 millones de euros, un 9,7% más que hace un año así, el ratio de eficiencia de la actividad bancaria con amortizaciones se sitúa en el 46,9% frente al 47,9% de hace un año.

Por último, cabe mencionar los datos de la actividad digital de Bankinter, que cuenta con una base de clientes que utiliza mayoritaria y habitualmente los canales digitales en su relación con el banco que alcanza el 91%. Entre los principales servicios lanzados por el banco en los últimos meses destacan Popcoin, un servicio automatizado de gestión de carteras y fondos para cualquier inversor, que en su breve trayectoria suma ya 730 carteras y 2,7 millones de activos bajo gestión.