El presidente de Bankinter, Pedro Guerrero, señaló hoy que "es muy probable" que surjan oportunidades de compra en el sector y que el banco las aprovechará si se presentan, como hizo con Línea Directa Aseguradora (LDA), aunque defendió que el "camino natural" de la entidad continúa siendo el crecimiento orgánico.
Guerrero señaló durante su intervención en la junta general ordinaria de accionistas que Bankinter "saldrá reforzado de la crisis" y que es el momento idóneo para "apretar el acelerador" en la línea del crecimiento.

En este sentido, incidió en que aunque el crecimiento orgánico es lo que le ha permitido pasar "desde muy atrás hasta el puesto número cinco de los grupos bancarios españoles", si se presentan otras oportunidades "no dudará en aprovecharlas".

Guerrero también defendió que el éxito de su apuesta por LDA avala esta decisión y que su adquisición ha generado para el banco una gran rentabilidad y elevadas sinergias. En este sentido, explicó que el consumo de capital de la compra de LDA es cercano al 100% del importe neto desembolsado por la compra, razón por la que los ratios de capital después de la ampliación se mantienen estables.

El presidente también defendió que el banco cuenta con recursos y con capital suficiente para financiar este crecimiento y que, en cualquie caso, cuenta con el apoyo de los accionistas, por lo que no descartó una nueva ampliación de capital si fuese necesario. "Tenemos capital suficiente para crecimiento orgánico, sin duda, y si surgen oportunidades, depende de cómo sean, pero para eso están nuestros accionistas", subrayó Guerrero, quien recordó el éxito de la ampliación para comprar LDA.

Respecto a los niveles de capital del banco, el presidente recordó que el ratio de capital regulatorio del banco se sitúa en el 10,41%, mientras que su 'core capital' es del 6,6%. En este sentido, subrayó que no todas las entidades necesitan el mismo capital, y que el bajo perfil de riesgo de Bankinter, sin negocio internacional y con fuertes provisiones, le sitúan en una situación "sobrada".

Asimismo, recordó que Bankinter emitió 3.600 millones en 2009 y que en lo que va de año ya ha emitido 2.000 millones de euros en el mercado.

El consejero delegado del banco, Jaime Echegoyen, también señaló durante su intervención en la junta que es en los momentos de incertidumbre y preocupación cuando surgen las grandes oportunidades, las posibilidades claras de financiarse y de sacar ventaja competitiva. "Llevamos años trabajando para cuando llegase ese momento y ahora tenemos el banco preparado", añadió.

EN ESPAÑA FALTAN AÚN MEDIDAS CORRECTORAS

Echegoyen también resaltó que en España aún no se han tomado las suficientes medidas correctoras que permitan alterar el rumbo actual, y que continúan los tiempos de "tribulación socieconómica".

Asimismo, señaló que entrar en una senda de recuperación gradual implica un mayor nivel de sacrificio individual y un firme apoyo colectivo, lo que supone "bajar el pistón y con el esfuerzo empezar a generar confianza en el sistema", añadió.

El presidente de Bankinter indicó que, aunque el entorno sigue siendo "extremadamente díficil" y va a continuar así durante una temporada, el equipo del banco "tiene la moral muy alta" y está lleno de optimismo, ya que presenta grandes ventajas sobre sus competidores y tiene que aprovechar la ocasión.

En este sentido, Guerrero recordó que los resultados de Bankinter durante el ejercicio 2009, cuando ganó 254 millones, son los "mejores de la historia del banco" en comparación con los competidores.

Asimismo, resaltó que los resultados se basaron en ingresos recurrentes y sin extraordinarios de ningún tipo, lo que permite a la entidad mantener intactas las plusvalías latentes inherentes al balance y que refuerzan la solvencia.

El presidente también subrayó que el banco cuenta con un perfil de riesgo "muy inferior" al sector, no sólo por su baja morosidad (2,46% en 2009) y sus provisiones (400 millones en genéricas), sino también por su baja exposición al sector inmobiliario, "el talón de Aquiles de la economía española".

Así, de los 325.000 millones de euros de financiación concedida por el sector crediticio a la promoción inmobiliaria, Bankinter contaba a final de 2009 con 826 millones de euros.

En este sentido, Guerrero también señaló que la fortaleza de las provisiones constituidas aportan a Bankinter una mayor resistencia al ciclo.