Bank of America (BofA) ha elevado el precio objetivo de la petrolera hispano-argentina a 20 euros desde los 18,86 euros anteriores. El viernes, las acciones de Repsol restaron un 0,8% hasta los 18,7 euros.