La entidad estadounidense Bank of America (BofA) anunció hoy que ha superado ya los requisitos de liquidez requeridos por el Gobierno estadounidense al banco tras practicarle el test de estrés, que ascendían a 33.900 millones de dólares (24.300 millones de euros). El banco destacó que superó esta cantidad tras la ejecución de una oferta de intercambio de acciones preferentes que culminó en la conversión de las mismas a 200 millones de títulos ordinaros.

Además, BofA anunció un nuevo acuerdo con ciertos accionistas de acciones preferentes perpetuas para un intercambio de estos títulos en 789 millones de acciones ordinarias.

En total, las ofertas de intercambio y negociaciones privadas dieron lugar a liquidez por valor de 14.700 millones de dólares (10.500 millones de euros), equivalente a 989 millones de acciones ordinarias.

Estas operaciones se sucedieron a otras acciones para ampliar capital, como la emisión de acciones ordinarias y la venta de parte de su participación accionarial en el banco chino China Construction Bank (CCB).

La entidad ha recibido un total de 45.000 millones de dólares (32.300 millones de euros) como parte de las ayudas del programa de compra de activos tóxicos del Gobierno estadounidense (TARP), y cuenta con empezar a devolver estos fondos a finales de año.