El gobernador del Banco de España ha afirmado que las entidades españolas deberían revaluar sus necesidades de capital, además de aforntar el desafío de deterioro de activos.