El sector bancario y las inmobiliarias son, a la vista de un vistazo a los gráficos, los valores que presentan  una presión compradora más clara.

Valores como Bankia, Sabadell o Bankinter muestran un comportamiento propio de un movimiento al alza en tendencia que podría aún dar más de sí.

Por parte de las inmobiliarias Merlin parece favorita por fundamentales con un gráfico también atractivo.

La superación de los 11,60 podría dar paso a un movimiento al alza.

En cualquier caso conviene tener en mente que se suman varias  circunstancias en las bolsas, el posible comportamiento tibio del verano, la volatilidad extremadamente baja y unos niveles de valoración globales que la hacen ser muy sensible a un shock, así que si hay que ser prudente siempre ahora más.