El precio experimenta amplios bandazos a corto plazo dentro del rango comprendido entre el mínimo de JUN11 situado en 7,43 y el máximo de la semana pasada establecido en 8,07.

Comportamiento que favorece que los osciladores activen señales de compra (ver cruce al alza de las líneas del indicador MACD en la ventana inferior del gráfico) pero que no mejoran la estructura técnica de la acción; la serie de precios conserva máximos / mínimos decrecientes y las medias móviles de largo plazo permanecen cruzadas a la baja.

En este contexto consideramos que el riesgo reside en una vuelta a soportes, 7,50 / 7,43, y para plantearnos un escenario de rebote sostenible deberíamos ver al precio consolidar a cierre diario por encima de 8,07.


Banco Santander en gráfico diario