El presidente de Santander, Emilio Botín, ha anunciado hoy que el banco espera "poder aumentar la remuneración por acción a partir de 2013”.

Botín, que ha clausurado esta mañana la segunda jornada de la reunión con inversores que el banco ha celebrado ayer y hoy en Londres, ha incidido en que Santander normalizará la generación de beneficios a partir de 2013. Para ello, será fundamental la recuperación de España. "Creo que la contribución a beneficios de España puede ser la mayor sorpresa positiva para los inversores en los próximos años", ha indicado el presidente.

La mejora de España, junto con el aumento costante de beneficios en los mercados emergentes y el foco en la mejora de la eficiencia permitirá a Santander alcanzar un crecimiento anual del beneficio por acción cercano al 10% entre 2011 y 2014.. Por eso, Botín ha afirmado que "esperamos poder aumentar la remuneración por acción a partir de 2013".

El consejero delegado, Alfredo Sáenz, había anunciado ayer que la intención era mantener un pay-out del 50%. Este año, el banco tiene previsto repartir un dividendo bruto de 0,60 euros por acción, el mismo que pagó el anterior ejercicio.

El mayor banco español  está convencido de que no necesita penalizar a sus accionistas para cuidar su solvencia. Esta mañana, el director financiero del grupo, José Antonio Álvarez, ha asegurado a los analistas que el objetivo es mantener la ratio de capital principal (coreTier1) en una horquilla entre el 9% y el 10% en el medio plazo.