Las cesiones continúan y la acción se aproxima a la directriz alcista que sirve de referencia para el rebote desarrollado desde mínimos anuales.

Por el momento los osciladores mantienen activadas las señales de compra (ver indicador MACD) y el volumen muestra ciertos signos de recuperación (ver índice de volumen positivo).

En este contexto, los niveles actuales pueden presentar una oportunidad para aquellos que confíen en el rebote fijando un stop de pérdida a cierre diario inferior a 7,38 que es el nivel por donde cotiza la directriz alcista. Otra forma menos agresiva de abrir largos consistiría en esperar a que el precio recupere algo de momento alcista con una recuperación de la banda superior del hueco de escape a la baja de hoy que se encuentra en 7,58.

Esta operativa la calificamos de trading agresivo debido a que la tendencia de fondo continúa siendo bajista; máximos decrecientes y medias móviles de largo plazo cruzadas a la baja. La pérdida de 7,38 dejaría al precio sin apoyo hasta el mínimo anual establecido en 6,98.

Banco Santander en gráfico diario