Banco Sabadell, la nueva víctima. Fitch rebaja la calificación de la deuda a largo plazo de la entidad, desde “A+” hasta “A”, con perspectiva estable. ¿El motivo? El deterioro de los indicadores de calidad de sus activos debido a la exposición al sector promotor, sin olvidar, recuerdan desde la agencia de rating, la debilidad que presenta la economía española sin que se vean aún signos positivos que arrojen algo más de confianza.
De “A+” a “A”. Esta es la rebaja que efectúa Fitch sobre Banco Sabadell. Y es que las perspectivas no parecen ser muy halagüeñas para la compañía. Tanto 2010 como 2011 permanecerán desafiantes para el banco, al que se penaliza, además, la fuerte correlación que tiene con la economía española y su exposición a sector inmobiliario.

Pero no todo es son malas noticias. La agencia de calificación de riesgos destaca la solidez de la banca minorista del Sabadell, sobre todo frente a las pequeñas y medianas empresas, así como las mejoras acometidas en eficiencia y niveles de capital.