Banco Sabadell ha obtenido un beneficio neto atribuido de 164,3 millones de euros en el primer semestre del año, un 29,7% menos que en el mismo periodo de un año antes.

Banco Sabadell ha obtenido un beneficio neto atribuido de 164,3 millones de euros en el primer semestre, un 29,7% menos que hace un año, tras provisionar un total de 545,5 millones.

El banco que preside Josep Oliu ha señalado que este resultado supera las previsiones del mercado y hace hincapié en que los ratios e indicadores registran una evolución positiva, acorde con el plan director 2011-2013, pensado para captar más clientes, cuota de mercado y fortalecer el balance.

El 'core capital' se situó en el 9,27%, frente al 7,70% del mismo periodo del año anterior, y las altas de clientes particulares aumentaron un 52% y las empresas un 36%, superando los 2,5 millones de clientes.

Las dotaciones por insolvencias y otros deterioros --principalmente de inmuebles y de activos financieros-- sumaron 545,5 millones. Una parte significativa de este importe, 186 millones, se efectuó por aplicación de los ingresos extraordinarios obtenidos por la operación de debt-for-equity del mes de febrero.

En cuanto a la evolución de los márgenes, el de intereses sumó 764,6 millones de euros, un 0,1% menos, el margen bruto se elevó hasta los 1.283 millones, un 2,9% más, y el margen antes de dotaciones totalizó 659,1 millones, un 3% menos respecto al primer semestre de 2010.