Las acciones de la tercera entidad financiera española caen un 4,89% hasta los 9,92 euros una vez que las posibilidades de movimiento corporativo se han alejado. Este portal adelantó el pasado viernes que el empresario mexicano Tomás Milmo, al que la prensa española le atribuyó interés en comprar hasta un 30% de Popular, no tenía ningún interés en el banco nacional. Además, la CNMV tampoco vio indicio alguno de operación corporativa. Los operadores consultados atribuyen la escalada de casi el 13% en dos jornadas (jueves y viernes) al cierre de posiciones cortas.