El banco portugués ha comunicado a la CNMV que ha procedido a ejecutar las garantías sobre un total de 781.916 acciones del grupo SOS, como concecuencia de la pignoración de títulos acordada en créditos otorgados a la familia Salazar.