El Banco de España intervendrá el Banco de Valencia a través del FROB, con la consecuente suspensión de cotización del valor.

Banco de Valencia
ha solicitado la intervención del Banco de España para solucionar sus problemas financieros.

El FROB administrará el Banco de Valencia con el objetivo de estabilizarlo y recapitalizarlo y así hacer posible una posterior enajenación a otra entidad mediante un proceso competitivo.

Con esta finalidad, la Comisión Rectora del FROB ha acordado hoy suscribir capital del banco por un importe de hasta 1.000 millones de euros y otorgarle una línea de crédito de 2.000 millones de euros para asegurar su liquidez.

La decisión de la Comisión Ejecutiva del Banco de España se produce después de haber evaluado la situación financiera-patrimonial de Banco de Valencia y haber constatado que no ha podido adoptar las medidas adecuadas para asegurar su viabilidad. Por este motivo, el Banco de España remitió recientemente un escrito requiriendo a los administradores de Banco de Valencia una solución urgente y definitiva para su situación. El Consejo de esta entidad ha manifestado hoy formalmente al Banco de España la imposibilidad de encontrar de inmediato una solución viable de futuro para la entidad y ha solicitado la sustitución de sus administradores por otros designados por el FROB.

Las acciones de Banco de Valencia han sido suspendidas de cotización cuando caídan un 3,27% hasta los 0.74 euros.

Los depositantes y acreedores pueden estar absolutamente tranquilos ya que las decisiones adoptadas hoy garantizan que Banco de Valencia podrá seguir operando con normalidad y cumplirá con todas sus obligaciones frente a terceros.

El peso del Banco de Valencia en el sistema bancario español es del 0,74% del total de los activos.