Banco de Andalucía obtuvo en el primer semestre de 2009 un beneficio neto de 34,6 millones de euros, lo que supone un 62,3% menos que el pasado año, y situó su tasa de morosidad en el 7,82%, más de cinco puntos y medio por encima de la correspondiente al mismo periodo del año anterior (2,19%).