Bankia, Banco Sabadell, Bankia y Banco Popular coinciden, aunque con matices, en que la reforma financiera puesta sobre la mesa por el Gobierno y dotada con 50.000 millones de euros es, en principio suficiente a falta de una revisión en las cifras, aunque no se sabe si será efectivamente la definitiva.
 
En el Encuentro Financiero Internacional Bankia 2012, durante la mesa redonda “El futuro de la banca”, los responsables de algunas de las principales entidades financieras del país se han referido al actual mapa financiero nacional. El CEO del Banco Sabadell, Jaime Guardiola, asegura que la cifra de 50.000 millones de euros es, “al menos, sustantiva”. Guardiola hace hincapié en la salida de esta situación después de que las entidades financieras con problemas digieran la inyección de liquidez. “Si se habilita la fórmula de salida, probablemente sí sea esta fórmula final de reestructuración”, asegura el CEO de Sabadell.

En la misma línea, el consejero delegado de Bankia, Francisco Verdú, insiste en que el hecho de que sea “definitiva o no dependerá de que las entidades consigan salir fortalecidas.”

Desde el Banco Popular, su vicepresidente, Roberto Higuera, afirma que “los 50.000 millones me parecen más que suficientes para sanear completamente el sistema financiero español. En este momento, el problema es de imagen. Desde fuera los inversores y analistas, ven que hay dos tipos de instituciones, unas débiles y otras sanas y fuertes. Se ha hecho mucho camino en estos dos años de FROB. Son medidas contundentes y que creo que son definitivas.”

Por su parte, la CEO de Bankinter, María Dolores Dancausa, considera que España “va por buen camino para generar la palabra mágica: confianza”. Aún así, ha insistido en que las medidas se han adoptado demasiado tarde en el tiempo.