Banca Cívica y Banco Mare Nostrum (BMN) tienen tamaño suficiente para salir a Bolsa, así lo considera el consejero delegado de Analistas Financieros Internacionales (AFI), Ángel Berges.

Y trabajan intensamente para dar el salto al parqué, si bien reconoció que el mercado atraviesa en la actualidad una fase de enorme volatilidad.

Al término de su intervención en las jornadas financieras organizadas por el IESE sobre el futuro de las cajas de ahorros, Bergés consideró que una valoración en Bolsa razonable, que podrían alcanzar estas entidades con vocación de cotizar, podría situarse en una horquilla de entre el 0,6% y el 0,7% del valor en libros.