BAA y sus propietarios tienen el compromiso y la capacidad de realizar las inversiones que necesitan los aeropuertos de Londres. A cambio, necesitamos el apoyo político a nuestros planes de crecimiento, y un marco comercial y regulatorio que incentive sensiblemente estas inversiones", con estas palabras ha respondido BAA, filial de la española Ferrovial, al informe preliminar de la Comisión de Competencia británica. Un informe en el que destaca que aún no dispone de conclusiones sobre la investigación acerca de la situación monopolística de BAA en los aeropuertos londinenses.