BAA prevé que su deuda se sitúe en 8.630 millones de libras (unos 9.700 millones de euros) a cierre de 2009, lo que supondrá una reducción del 23,1% en comparación a la de 11.225 millones de libras (12.600 millones de euros) que contabilizaba a cierre de 2008.
La reducción del pasivo deriva fundamentalmente de la venta del aeropuerto de Londres Gatwick, así como de la reciente colocación de dos emisiones de bonos.

El grupo de aeropuertos prevé que la deuda vuelva a repuntar ligeramente en 2010, hasta los 9.100 millones de libras (10.230 millones de euros), ante la ejecución de los planes de inversión que tiene previstos en distintos aeropuertos.

No obstante, BAA prevé lanzar nuevas emisiones de bonos por un importe global de unos 1.000 millones de libras (unos 1.110 millones de euros al cambio actual) en el primer semestre de 2010, según anunció recientemente el consejero delegado de Ferrovial, Iñigo Meirás. Se sumaran a las dos ya colocadas por un importe conjunto de 935 millones de libras (unos 1.030 millones de euros).

PREVISIONES 2010


En un informe para inversores presentado hoy, BAA hace pública su previsión para 2010, ejercicio que espera cerrar con un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 956 millones de libras (unos 1.074 millones de euros al cambio actual).

La facturación del gestor de, entre otros, el aeropuerto de Londres Heathrow, se situará en los 2.087 millones de libras (unos 2.346 millones de euros) el próximo año.

Los dos parámetros arrojan un incremento en relación a las últimas previsiones que BAA había realizado para el año 2009, teniendo ya en cuenta la recientemente cerrada venta del aeropuerto de Gatwick.

En concreto, las últimas estimaciones ex-Gatwick situaban la facturación del grupo en el presente ejercicio en 1.962 millones de libras (unos 2.205 millones de euros) y el Ebitda de 863 millones de libras (unos 970 millones de euros).