La filial aeroportuaria de Ferrovial, BAA, prevé cerrar 2009 con una deuda de 8.700 millones de libras (unos 10.150 millones de euros), lo que supone un descenso del 7,4%. El grupo subrayó no obstante la "fuerte posición de liquidez" con que asegura contar, y que la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's confirmó sus 'ratings' los pasados meses de marzo y abril.
En una presentación a analistas, la compañía actualizó sus previsiones para el conjunto del año, en el que cuenta con cerrar la venta del aeropuerto londinense de Gatwick antes de la fecha del 1 de octubre fijada por el Gobierno.

En este sentido, BAA indicó que el proceso de desinversión de este activo, uno de los tres aeropuertos que tiene en Londres junto con Heathrow y Stansted, continúa, pese al recurso que presentó ante el Tribunal de Apelaciones ante el dictamen de las autoridades británicas de Competencia instando a vender activos.

En cuanto a los resultados, el gestor aeroportuario calcula que su Ebitda se situará en 1.022 millones de libras (unos 1.200 millones de euros), dado que incluye unos 73 millones de libras (unos 85 millones de euros) correspondientes a los meses de actividad que aporte Gatwick antes de su venta. En la previsión inicial se contaba con que la venta del aeródromo se cerraría antes del 1 de julio.

Respecto a la cifra de negocio, estima que sumará 2.334 millones de libras (unos 2.740 millones de euros), 1.966 millones de libras (unos 2.300 millones de euros) en caso de descontar la operación de Gatwick.