BAA prevé que su deuda se sitúe en 8.630 millones de libras (unos 9.700 millones de euros) a cierre de 2009, lo que supondrá una reducción del 23,1% en comparación a la de 11.225 millones de libras (12.600 millones de euros) que contabilizaba a cierre de 2008. La reducción del pasivo deriva fundamentalmente de la venta del aeropuerto de Londres Gatwick, así como de la reciente colocación de dos emisiones de bonos.