El consejero delegado de British Airways dice que no acepta un canje menor al 53% en la fusión con Iberia, y asegura que aún no ha mantenido conversaciones formales con la nueva dirección de la empresa española.