Las quiebras de hoteles aumentaron el año pasado en el Reino Unido pese al hecho de que, debido a la crisis, más personas pasaron sus vacaciones en el propio país, según un informe de la empresa Wilkins Kennedy.

La cifra de empresas hoteleras que se declararon en suspensión de pagos en 2009 aumentó un 61% con respecto a 2008, señala el informe, según el cual el impacto de la reciente nube de cenizas volcánicas, que obligó a cerrar durante varios días el espacio aéreo británico, se dejará también sentir.