La confianza del consumidor subió 4,9 puntos en abril respecto al mes precedente y situándose en 73,2 puntos, con lo que recupera la caída experimentada en marzo, de 5,1 puntos.

La subida en el indicador se debió especialmente al avance del indicador de situación actual, que subió 5,1 puntos, aunque también al de expectativas, que lo hizo en 4,7 puntos.

Por otro lado, el Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) registra una caída de 5 puntos con respecto al mes de abril de 2010 debido al retroceso del indicador parcial de situación actual (-1,4 puntos) y, sobre todo, del de expectativas (-8,6 puntos).

La incertidumbre global provocada por el terremoto de Japón, la inestabilidad política en los países árabes y la solicitud de rescate por parte de Portugal justifican la volatilidad del indicador en los últimos meses, según el Instituto de Crédito Oficial (ICO).