El fabricante alemán de automóviles Audi, del grupo Volkswagen, cerró el primer trimestre del año con un beneficio operativo de 478 millones de euros, lo que supone un aumento del 30% respecto al mismo período de 2009, anunció hoy la empresa.

El director financiero de Audi, Axel Strotbek, confirmó los objetivos de la firma alemana para el presente ejercicio, en el que espera elevar su beneficio operativo y su facturación, y alcanzar unas ventas mundiales de más de un millón de unidades.

La cifra de negocio de la marca de los cuatro aros se situó en 8.260 millones de euros entre los pasados meses de enero y marzo, lo que se traduce en una progresión del 23,3% en comparación con el mismo período del ejercicio precedente.