El gigante farmacéutico británico AstraZeneca ha empezado a encargar a empresas chinas de bajo costo la producción de ingredientes algunos de sus fármacos más exitosos. Como parte de su plan de ahorro de 900 millones de dólares de aquí al 2010, el grupo ha empezado a comprar a laboratorios chinos un ingrediente utilizado para la fabricación de Seroquel, producto contra la esquizofrenia, según informa el diario "The Times". Con ventas de 3.400 millones de dólares en el 2006, Seroquel es el segundo producto farmacéutico por facturación de AstraZeneca después de Nexium (5.200 millones de dólares), fármaco contra la acidez de estómago.