El gobierno argentino ha ordenado a Telefónica a devolver a sus clientes 180 millones de pesos (31 millones de euros) por los fallos en el servicio de telefonía fija y móvil del mes pasado.

Además, Cristina Fernández de Kichner también ha impuesto una multa a Telefónica por un valor de 6 millones de pesos más, 1,04 millones de euros.

Así lo ha anunciado hoy el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, pieza clave también en la expropiación de YPF a la también española Repsol.

El pasado 2 de abril una avería en los sistemas de la filial argentina de Telefónica afectó a 16 millones de usuarios del servicio de telefonía móvil y a una porción menor de telefonía fija.

Tras el apagón, el Gobierno argentino señaló que estudiaba imponer la "máxima" multa posible contra Movistar, que indicó su intención de "resarcir" a sus clientes en el país, amenaza que se ha concretado este martes.