El Gobierno argelino ha congelado la privatización del banco Credit Populaire d'Algerie después de que uno de los candidatos, Credit Agricole haya solicitado un retraso en la apertura de las ofertas y de que Citigroup y Banco Santander hayan decido abandonar. El gobirno argelino asegura que "con sólo tres bancos en la contienda, cambia el juego" y eso podría afectar el precio por el banco.