El choque de Arcelormittal contra la zona de 31 euros, resistencia intermedia, no se da sin mayor importancia, sino que viene aparejado con otros datos peligrosos.

Nótese cómo tras dicho choque (resistencia desde finales de 2012) se ha perdido la directriz alcista desde los mínimos de 2017, conformando unas divergencias bajistas en los indicadores lentos poco comunes.

En el corto plazo un rebote técnico de Arcelormittal es posible, viendo la correlación que tiene con el mercado, y presenta resistencias inmediatas en 27,7 euros y 29,2 euros.



Recomendación: VENDER REBOTES / REDUCIR REBOTES (visión medio plazo: año 2018)