El gigante siderúrgico ArcelorMittal ha registrado un beneficio de 5.840 millones de dólares en el segundo trimestre, un 114% que en el mismo periodo de 2007. El incremento de los precios y el aumento de la demanda le han permitido batir las previsiones del mercado, ya que los analistas esperaban unas ganancias de 4.110 millones.