ArcelorMittal ha firmado con la Federación Europea de Metalúrgicos (FEM), en la que participan sindicatos de todo el continente, un acuerdo para reforzar el diálogo social y para anticiparse a los próximos cambios en el sector, anunció en una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El acuerdo incluye además disposiciones sobre la puesta en marcha de nuevas instalaciones y aspectos sobre cambios negociados y mejoras de la empleabilidad para los 115.000 trabajadores de la multinacional en Europa. Al tiempo que se hace eco de la coyuntura actual, caracterizada por una mejor actividad y la parada de plantas y altos hornos, el texto apuesta por acometer transformaciones en la industria europea que consigan mejorar su competitividad y sostenibilidad a largo plazo.