Philips ha perdido un largo rango construido en niveles de paso de la directriz bajista principal que invitan a pensar que el valor entrará en una tendencia bajista, según Renta 4.

Todo indica que los rebotes que vayan produciéndose son oportunidad de venta de Philips.

La rentabilidad por dividendo rebota desde zonas de tendencia alcista sugiriendo un posible salto de la misma, lo que ocurre con caídas en el precio.

Recomendación: VENDER REBOTES