En el año 2001 se abrían las primeras tiendas en Tysons Corner en Virginia y en Glendale en California. Su éxito ha sido espectacular y sorprendente.
Los críticos se preguntaban por aquel entonces: “¿por qué una compañía como Apple decide abrir tiendas físicas cuando el futuro está en las tiendas online?”

Y Steve Jobs les respondía apenas unos días antes de las primeras aperturas que “la mitad de la tienda estará destinada a solucionar dudas, ya que la gente no quiere comprar más ordenadores personales. Quieren saber qué pueden hacer con ellos”.

Jobs tenía razón, como en muchas de sus decisiones a lo largo de estos 10 años. Actualmente hay 300 tiendas repartidas por todo Estados Unidos que reportaron unos beneficios de 9.000 millones en ventas al por menor, según informa Yahoo Finance.

De acuerdo con un artículo reciente de MacWorld, Tiffnays obtenía unos beneficios de 2.700 dólares por metro cuadrado, pero ha sido superada por Apple, ya que ésta genera 4.000 dólares por metro cuadrado. En comparación, Best Buy obtiene 1000 dólares y WalMart 400.

Ayer se conoció que Apple abrirá un “Apple Store” en el número 1 de la Puerta del Sol, conocido por su famoso anunció de “Tío Pepe”. Será la segunda tienda en la capital, tras la que hay en el centro comercial Xanadú. Ocupará todo el edificio.

Apple se apunta un 0,17% hasta los 230,47 dólares.