Apollo Group obtuvo un beneficio sin extraordinarios por acción de 0,83 dólares durante su segundo trimestre fiscal.

Estas ganancias están por encima del consenso, al igual que sus ingresos, que se situaron en dicho periodo en los 1.050 millones de dólares, frente a los 1.020 previstos, aunque un 2% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Sin embargo, el beneficio por acción de Apollo con extraordinarios arroja una pérdida de 0,45 dólares, esto es, 64 millones de dólares, frente al beneficio de 0,60 dólares (ó 92,6 millones) del mismo periodo de 2010.

Las acciones de Apollo están siendo castigadas en la preapretura con una caída del 10%.