Amper pretende reducir su deuda a corto plazo del 84,2% en 2010 al 15% en 2011, informó el consejero delegado, Alfredo Redondo, durante la celebración de la última junta general de accionistas.

La reestructuración del negocio tecnológico de Amper en España implicará un ahorro de 6,1 millones en 2011 y destacó que la compañía ha optimizado la caja en 16,8 millones de euros durante el primer trimestre del año.

Por otro lado, la compañía espera incrementar significativamente las contrataciones de Seguridad en América Latina.

En el primer trimestre la cifra de negocio se incrementó en un 42%. De acuerdo, con las cifras remitidas a la CNMV que no reflejaban la incorporación de esta compañía, las ventas de Amper en el periodo se situaron en 62,81 millones de euros, un 1,8% menos.