Fuentes de la multinacional turística Amadeus precisan que Amadeus Travel Pulse, el conjunto de datos de búsqueda de viajes aéreos más completo del sector de los viajes revela que, durante los primeros cuatro meses de 2022, los volúmenes de búsqueda en el mundo han aumentado, hasta casi alcanzar los niveles de 2019. Y en la última semana de abril solo descendieron un 3% respecto al mismo periodo de 2019, lo que confirma que la confianza y el apetito de los viajeros por viajar siguen fortaleciéndose. Hubo aumentos de dos dígitos en muchos mercados clave durante todo el mes de abril, con búsquedas de México (+69%), Canadá (+29%) y EEUU (+7%) que experimentaron un crecimiento de un solo dígito.

Las búsquedas nacionales están liderando la recuperación, alcanzando territorio positivo en la última semana de abril con un aumento del 4% respecto a 2019. Mercados como la India (+47%) e Italia (+82%) están liderando el avance. Aunque el doméstico es el que más se ha recuperado, otros segmentos también están mostrando una fuerza real. Las búsquedas intrarregionales en la última semana de abril sólo bajaron un 4% respecto a 2019, con un impresionante crecimiento procedente del Reino Unido (+35%) y Francia (+38%). La búsqueda internacional también está funcionando con fuerza. Argentina está experimentando una de las mejores recuperaciones, un 24% por encima de los niveles de 2019.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

En comparación con el primer cuatrimestre de 2021, las búsquedas nacionales siguen liderando, de nuevo, con un aumento del 73%, mientras que las búsquedas intrarregionales suben un 72% y las internacionales un 61%.

En Amadeus precisan que “ahora que la confianza está volviendo a muchos mercados, el núcleo de nuestra misión actual es construir una mayor resistencia como industria de los viajes. Por eso acabamos de lanzar nuestra iniciativa Renew Travel”, como parte de “nuestros esfuerzos para apoyar a nuestros clientes y socios, estamos comprometidos con la renovación continua de nuestra industria”. Ello supone acelerar la recuperación, y también construir una industria más fuerte y centrada en el viajero que nunca.  Desde el inicio de la pandemia, Amadeus ha trabajado estrechamente con nuestros clientes para ayudar a acelerar la recuperación, dotándoles, en la medida de lo posible, de las herramientas necesarias para adaptarse a la evolución de las necesidades de los viajeros: cumplimiento de los requisitos de todo el sector, iniciativas de viajes seguros, la sostenibilidad y la garantía de la salud y el crecimiento a largo plazo de los viajes. Estamos comprometidos en respaldar todo el ecosistema de los viajes.

En la compañía aseguran que “hay una oportunidad de seguir desarrollando la competitividad del sector turístico español a través de la digitalización y la sostenibilidad, ejes estratégicos de los planes europeos, así como del plan de desarrollo turístico español”, porque la estructura empresarial turística española se caracteriza por su elevado nivel de pymes (hoteles, agencias de viajes, destinos turísticos). Amadeus “está apostando desde hace tiempo por el desarrollo de la competitividad de estas pymes con proyectos de digitalización; hemos lanzado dos proyectos junto a otros socios del sector para 1/dotar de herramientas a los destinos turísticos españoles con el fin de atraer segmentos de turistas de alto valor añadido y promover la competitividad de las recepciones de los locales turísticos y 2/dotar de herramientas innovadoras para hacer a las pymes y hoteles más eficientes en sus operaciones, así como mejorar su capacidad de venta y distribución a nivel global”.

Para consolidar el liderazgo español en el turismo, es preciso mejorar el entorno de colaboración entre los actores del sector turístico privado (en este sentido, Amadeus está trabajando en un ambicioso proyecto de viajes intermodales) y también hace falta generalizar la digitalización del sector que es el principal vector para mejorar su competitividad. Tenemos que seguir apostando por esos procesos, señalan las mismas fuentes, para las que los fondos europeos contribuirán a la modernización del sector de dos formas: por un lado, creando iniciativas adecuadas para acelerar y mejorar las inversiones del sector privado (en Amadeus, por ejemplo, los proyectos que hemos lanzado se acelerarían y tendrían un mayor impacto positivo en la economía del país) y, por otro, evitando la fragmentación en el reparto de los fondos y priorizando proyectos con un impacto a nivel sector o subsector ( por ejemplo, pymes hoteleras) en un proyecto.