El crecimiento económico de la Unión Europea sería más bajo que lo estimado previamente, no sólo en 2008 sino que también en 2009, por los altos precios del petróleo y de otras materias primas, dijo el jueves el comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia. Almunia, que también mencionó el ajuste en el crédito global como uno de los motivos del menor crecimiento, dijo en una conferencia que el 9 de noviembre se conocerán las nuevas estimaciones económicas para toda la Unión, pero anticipó que las previsiones serían menos optimistas que las anteriores. "Ya es aparente que el panorama económico para los próximos dos años será algo menos favorable de lo que se esperaba antes del verano (europeo)", afirmó en un discurso. "Desde agosto pasado, enfrentamos un futuro económico más incierto".