Los riesgos de una disminución en el crecimiento económico de la zona euro han aumentado en los últimos meses, y la inflación es preocupante, dijo el martes el comisario de Asuntos Monetarios de la Unión Europea, Joaquín Almunia.
"Los riesgos han aumentado en los últimos meses, por lo que tal vez la cifra final de crecimiento en 2008 sea levemente inferior (a lo previamente estimado)", dijo Almunia a Reuters durante un encuentro de la Comisión Europea en Eslovenia. El 9 de noviembre, la Comisión Europea estimó que el Producto Interior Bruto de la zona euro crecería un 2,2 por ciento en 2008 y un 2,6 por ciento en 2007. Sin embargo, el impacto de la crisis global del crédito demostró ser más fuerte de lo estimado entonces, y los precios del petróleo subieron. La inflación, estimulada por los crecientes costes del petróleo y los alimentos, es una preocupación en la zona euro, dijo Almunia, que agregó que los gobiernos deberían trabajar para eliminar los efectos inflacionarios de segunda ronda, es decir, las alzas relativas en precios en otros sectores o los salarios. Almunia también reiteró que la zona euro tiene fundamentos económicos sólidos, lo que podrían permitir capear las turbulencias económicas iniciadas por la crisis en el mercado hipotecario estadounidense.