La Bolsa de Nueva York cerró con un fuerte descenso el martes, derrumbada por los valores bancarios y de telecomunicaciones, en un contexto general de propagación de la desaceleración de la economía estadounidense. El Dow Jones perdió 1,86% hasta los 12.589 puntos, mientras que el Nasdaq cedió 2,36%. Este miércoles partirá desde los 2.440 puntos.
El índice ampliado S&P 500 perdió 1,84% (-26,00 puntos) a 1.390,18. 'Diciembre no ha sido un mes bueno y enero parece estar en el mismo camino', comentó Mace Blicksilver, analista de Marblehead Asset Management. Después de haber favorecido una cacería de oportunidades de negocios por la mañana, el mercado retomó su fuerte tendencia de baja'. 'Hay un temor generalizado de que las dificultades del sector inmobiliario se extiendan a los demás sectores de la economía, no sólo los que están expuestos a las 'subprimes'', explicó Owen Fitzpatrick, analista del Deutsche Bank, lo que lleva a los inversionistas a huir de los sectores 'económicamente sensibles'. Primeros blancos de estos temores, 'los valores bancarios han continuado bajo presión', destacó Blicksilver. Merrill Lynch perdió 3,76%, Lehman Brothers un 4,13% y Citigroup un 3,96%. Descensos abultados para Bear Stearns Bear Stearns perdió 6,66%, mientras que las pérdidas vinculadas a las subprime podrán costarle el puesto al presidente del consejo. Y el prestamista hipotecario Countrywide Financial cayó un 17,21% a 6,32 dólares, en medio de rumores sobre demandas judiciales, más tarde desmentidas. Los valores de telecomunicaciones cayeron en Wall Street al final de la sesión. 'Los comentarios del presidente de ATT (-4,56% a 39,16 dólares), según los cuales les están cortando las líneas telefónicas a cada vez más clientes insolventes, alimentaron las presiones a la venta', explicaron los analistas de Briefing.com. El panorama sombrío de la economía estadounidense fue alimentado por otra parte por una baja más importante que lo previsto en los compromisos de compra-venta de inmuebles, según datos de noviembre. El mercado de títulos cayó. El rendimiento de los bonos del Tesoro a diez años subió a 3,840%, contra 3,839% el lunes, y el de los de 30 años de plazo, a 4,355%, contra 4,336%. El rendimiento de los títulos oscila en sentido inverso de su valor de mercado.